Nueva jornada con más trabajos preventivos en la capital formoseña

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano provincial se informó que para hoy jueves, están programadas múltiples tareas en el marco de la campaña provincial contra el dengue, y que paralelamente tiende a evitar el zika y el chikungunya.

De este modo, las actividades planificadas tendrán lugar en los espacios verdes y lugares públicos de los barrios: El Porvenir, Luján, Namqom, San Isidro, Balbín, 1 de Mayo, Juan Domingo Perón, Municipal, La Esperanza, 7 de Mayo, Urbanización Maradona, República Argentina, El Palomar, Estela Maris, Las Orquídeas, Los Inmigrantes, Simón Bolívar, 8 de Octubre, Mbigua, El Quebranto, 20 de Julio, 6 de Enero, Antenor Gauna.

Mientras que las fumigaciones domiciliarias se realizaran en los barrios: San Juan 1, La Colonia, Divino Niño, 16 de Julio, Sagrado Corazón y San Martin.

En los puntos mencionados se efectuarán los pertinentes descacharrizados, rociados y fumigaciones en el interior de las viviendas, patios y espacios circundantes. Asimismo, los espacios públicos serán recorridos y trabajados por medio de máquinas pesadas transportadas en vehículos, motomochilas y termonieblas.

En todos los casos, los brigadistas acompañarán las acciones técnicas con un fuerte diálogo comunitario, a través del cual se concientizará a los vecinos sobre las medidas de prevención que deben concretarse diariamente en las casas, se entregarán, además, materiales gráficos educativos con consejos para poner en práctica y repelentes.

Se reitera a la comunidad que esta campaña apunta especialmente a la eliminación de los criaderos del mosquito Aedes aegypti, trasmisor del dengue, zika y chikungunya. Si evitamos los criaderos y la reproducción de este insecto, estaremos bloqueando la propagación de los virus que causan dichas enfermedades.

Las recomendaciones deben ser cumplidas

Desde la cartera de salud de la provincia se insta a los vecinos a acentuar las medidas preventivas domiciliarias durante los días lluviosos y con alta humedad. Esto se debe a que el insecto vector del dengue se aloja en espacios que forman

paredes y que acumulan agua limpia estancada, aunque fuera en muy poca cantidad.

La clave es trabajar desde la prevención eliminando todos los objetos fueran grandes (tanques, cisternas o cualquier depósito de agua) o pequeños (tapitas de gaseosas y similares) donde el mosquito pueda criarse y reproducirse.

Por esta razón, de las casas, patios y alrededores, deben eliminarse todos los recipientes como: latas, botellas, neumáticos, bidones, partes de juguetes, además de cualquier otro objeto que forme paredes adonde pudiera acumularse agua.

Por su parte, en horas de mayor actividad de los mosquitos (amanecer y atardecer) las puertas y ventanas deben permanecer cerradas o protegidas con telas mosqueras para evitar el ingreso de estos insectos dentro de las viviendas. Mientras que el cuerpo debe ser protegido con repelente que debe ser aplicado cada dos o tres horas y con ropas de mangas y botamangas largas para evitar las picaduras de los mosquitos, sobre todo cuando se permanece al aire libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *